MADE IN ETSAM

Manuel Blanco
Elecciones para director de la Escuela

Somos la ETSAM, la Escuela que ha producido y produce los mejores arquitectos de este país, que ganan los concursos de Arquitectura y Urbanismo, que están en todos los sectores en que se ejerce nuestra profesión, que dirigen y han dirigido nuestras instituciones profesionales, nuestros colegios, que dirigen y han dirigido las mejores escuelas en universidades de todo el mundo.

Somos Made in ETSAM, no somos una Escuela más, somos la Escuela, la Escuela de Arquitectura de la que han salido todos los grandes nombres en los últimos dos siglos, la Escuela en la que enseñan los mejores arquitectos de nuestro país y de la que han salido los grandes profesores de las otras escuelas.

La Escuela que ha poblado con sus alumnos en estos años de crisis los estudios y las grandes universidades de medio mundo. Nuestro sello, nuestra marca, nuestra Universidad de grandes Escuelas, es y ha sido siempre la gran referencia y la tenemos que renovar, desarrollar y reinventar ante los desafíos de una profesión diversificada, llevándola de nuevo a lo más alto, para dar respuesta a una sociedad que ha cambiado.

Somos MADE IN ETSAM, la mejor y más consolidada marca de la Arquitectura española, pero como todas las grandes marcas necesita un impulso continuado para poderse expandir.

Tenemos 150 años de historia. Hemos sido siempre la primera escuela, la primera creada, la más fuerte, la primera en todos los rankings, y debemos ahora ocuparnos de que esto siga siendo así.

¿Por qué es importante la marca? Porque es una garantía de lo que producimos, de que nuestros estudiantes son excelentes, del trabajo de nuestras profesoras y profesores, de la excelencia de la investigación que hacemos, del impacto de lo que producimos y publicamos, y del valor que tenemos dentro de nuestra universidad y de la sociedad.

Somos UPM, somos Politécnica, Made in ETSAM, que ha sido y es nuestra primera referencia, nuestro primer lugar. La mirada de todos se centrará estas semanas sobre nosotros para saber qué propondremos para la Escuela, pero ese futuro es algo que entre todos tenemos que construir.

En la actualidad tenemos muchos problemas. Algunos creados por la crisis, otros por nosotros mismos, que nos hemos instalado en una zona de confort, que nos hemos creído nuestra leyenda y hemos dejado de pensar y de proyectar nuestro futuro, tenemos que reposicionarnos, elevarnos y volver a ver el horizonte, debatir a dónde queremos llegar, pensar entre todos cuáles son los caminos que han de conducir a la Escuela.

Tenemos que estar en el mapa, en todos los mapas.

Tenemos que volvernos a convertir en el gran objeto de deseo para captar a los mejores estudiantes para nuestra Escuela.

Somos una Escuela y somos muchas. Somos una Escuela muy diversa y ésa es nuestra mayor ventaja. Diversidad, diferencia, tan diversa y tan rica que podemos estar presentes en muchos campos, no hay una sola forma de ser arquitecta, de ser arquitecto. No podemos ser una Escuela de moldes, sino una Escuela en expansión, inventándonos a nosotros mismos, inventando nuestro futuro, consolidando lo que ya tenemos, pero convirtiéndonos en el punto de referencia de los nuevos terrenos, de lo que ha de pasar, y para eso tenemos que proyectar qué es lo que mejor sabemos hacer y qué es lo que necesita la sociedad. Queremos una escuela transversal para hacer Arquitectura, pero no nos limitemos, soñemos con todo lo que puede ser Arquitectura.

La escala de la Escuela permite una imagen poliédrica en la que se entrecrucen líneas distintas, un Medialab en el que se polinicen muchos entendimientos diferentes.

Necesitamos acabar con el aislamiento de nuestras diferentes escuelas. Son muchas las que están dentro. Necesitamos un intercambio de nuestras propias experiencias.

Los trabajos fin de grado están siendo un escáner revelador de los variados intereses de nuestros estudiantes. Análisis de maneras de proyectar, proyectos de estudios energéticos, construcción en obras de cooperación, todo tipo de elementos que favorezcan técnicamente la sostenibilidad, estudios de patologías, análisis de estudios de construcción, de restauración y rehabilitación de patrimonio, impactos del mercado del alquiler de la vivienda, relaciones con el mundo de la moda y el arte contemporáneo, realización arquitectónica de escenografías para grandes conciertos de rock, estudio de grandes obras brutalistas y de proceso de concepción y de cómo en este mismo estaba la semilla de su desaparición, de su futura demolición, estamos viendo una Escuela distinta, diversa, estamos viendo una Escuela en la que son muchos los intereses distintos, las ramas que salen de ese árbol al que la poda tiene que servir sólo para darle fuerza, y validar las diferentes direcciones que probablemente la sociedad demanda. Tenemos que analizar y potenciar esta diversidad enriquecedora de la Escuela.

No sé cuánto tiempo hace que la sociedad no nos ha pedido nuestra opinión en los temas que competen a la ciudad y a la Arquitectura. No sé cuánto tiempo hace que la Escuela no ha hecho oír su voz en las instituciones, en la prensa. No como voces singulares de cada uno de nosotros, sino como una poderosa voz colectiva de lo que la Escuela piensa. Tenemos que poder comunicar lo que es buena Arquitectura a la sociedad.

Tenemos que volver a empoderar a la Escuela, a dotarla de fuerza, a todos sus colectivos, a sus profesoras y profesores, a sus estudiantes, al PAS.

Necesitamos que la Escuela crezca hacia dentro y hacia fuera, que sea un lugar en el que podamos trabajar, que las condiciones de confort en el trabajo y de conciliación con la familia sean posibles, y que sean sostenibles, y ya sé que es difícil en la situación actual, en la que aún tenemos escasas plantillas de profesorado y de PAS, situación que debemos conseguir remediar.

Debemos trabajar respetando la labor de nuestros compañeros, y de nuestros estudiantes, a los que no podemos cortar las alas, sino ser el viento que los impulsa, y al de nuestros profesores, al de nuestro personal.

Este programa concibe la Escuela desde la Arquitectura, por la Arquitectura, para la Arquitectura, para la Sociedad.

Es el programa de un arquitecto con un equipo de arquitectos y de muchos otros profesionales que forman a nuestros alumnos en distintas áreas del conocimiento.

Somos Made in ETSAM. La Escuela nos ha marcado como estudiantes, académicos, arquitectos, profesores, hayamos salido de sus aulas o nos hayamos incorporado después a ella. Hemos aprendido en ella lo que es la Arquitectura, hemos trabajado en ella y a veces para ella.

Muchas de las grandes figuras de nuestra profesión han salido de sus aulas, han enseñado o siguen enseñando en ellas. Hemos tenido periodos buenos y de crisis, tiempos de ocuparnos de su estructura y de su infraestructura y ahora nos toca ayudarla a despegar de nuevo, a renacer, a debatir y a discutir adónde queremos ir, a bucear, a buscar las mil y una maneras en que se puede ejercer la Arquitectura en la sociedad actual.

Tenemos que conseguir una escuela cada vez más unida, gracias Luis por tu gran trabajo, si queremos que sea efectiva, tenemos que hacer que nuestras diferencias sean enriquecedoras, fomentemos que haya voces distintas, fomentemos que haya diferentes líneas de investigación, fomentemos que ocupemos terrenos insospechados, ignotos, hagamos que cien flores crezcan, hagamos que cien escuelas de pensamiento florezcan, pero que todas sean ETSAM, que todas construyan una única Escuela que se pueda proyectar fuera con fuerza en nuestra sociedad y en nuestra Universidad.

Made in ETSAM es un programa de actuaciones, no un programa electoral. Es tratar de cubrir y marcar con un concepto muchos de los aspectos de las actuaciones de una dirección.

Un plan de actuación sobre la Escuela, de actuaciones directas, pero también de actuaciones de comunicación e imagen, que creen vínculos para explotar nuestros mejores recursos, nosotros mismos, los arquitectos que hemos producido y que son uno de los mejores indicios de excelencia.

Tenemos que difundir, contar, exponer quiénes somos desde toda nuestra historia.

Estamos en una Escuela de Arquitectura, que se ocupa de formar arquitectas y arquitectos, con una enseñanza transversal. Enseñamos a proyectar lo que la sociedad necesita, a soñar por ella, a idear gráficamente, a poner en papeles nuestros pensamientos, enseñamos a construir la ciudad, a modificarla, a analizarla, estudiarla y gestionarla, a preservar y crear el paisaje, a entender lo que es un paisaje cultural, enseñamos a construir la Arquitectura, a concebirla en construcción, a proyectar como un todo la idea construida, a dotarla de instalaciones que deben concebirse desde su inicio, a hacer historia de la Arquitectura y a hacer crítica, a entender la Arquitectura a la luz de la crítica y de la historia, a publicarla, a analizarla, a entender cómo se compone y cómo se ha compuesto, cómo incide en ella el arte y cómo la Arquitectura forma parte de un conjunto social mayor. Somos una Escuela de un país en que nuestra enseñanza de la Arquitectura se define también por el dominio de las tecnologías, dominio que tiene implicaciones directas en nuestras competencias profesionales, conocer los principios físicos y el cálculo de las estructuras necesarias para nuestros proyectos y en que los conocimientos matemáticos estructuran ellos mismos nuestros pensamientos y nos dotan de instrumentos.

Somos una Escuela en la que todos cuentan, pues para poder hacer Arquitectura, para que la obra sea proyectada y construida, cualquiera que sea su escala, desde la pequeña pieza efímera hasta la ciudad, todos los elementos son importantes.

Tenemos también que ser críticos y ser conscientes de que muchas de las cosas que se han realizado en el boom de la construcción han sido hechas por arquitectos que salieron de nuestras aulas y que éstas no siempre alcanzaron los criterios de excelencia que preconizamos para la Arquitectura y para la ciudad. Por eso debemos formar profesionales responsables que hagan una Arquitectura o muchas, Arquitecturas distintas pero sostenibles que sean capaces de encontrar nuevas soluciones y cometidos o de reinterpretar las existentes de acuerdo con las circunstancias históricas concretas del entorno, del contexto.

Que protejan la ciudad y nos permitan entender, en una labor estratégica de prospectiva, hacia dónde ella va.

Ese saber hacia dónde vamos creo que es una de las nuevas tareas que la Escuela debería emprender, intentar entrar en campos nuevos para que cuando lleguen los otros estemos nosotros ya instalados y seamos el punto de referencia. Una Escuela que lidere por caminos distintos que se aparten de los tradicionales.

Debemos también posicionarnos en los rankings, no despreciar su impacto en la captación de nuestros alumnos, en la captación de los mejores, debemos entender cuáles son y cómo nos afectan, saber comunicar todas nuestras producciones y rentabilizar nuestro trabajo, reconducirlo en ocasiones y contribuir solidariamente al crecimiento del reconocimiento investigador y docente de la Escuela. Esto tendrá repercusión inmediata y directa en la captación de nuestros alumnos y en la calidad de ellos, pero también en la dotación de plantillas, en la promoción del profesorado, en la obtención de plazas, puestos y becas.

La crisis ha golpeado muy fuertemente a nuestra Escuela en sus plantillas, a toda nuestra Universidad. Debemos dar los pasos, posibles e imposibles, para intentar solucionarlo. Nuestro personal, PAS y PDI, está haciendo grandes esfuerzos para paliarlo, cubriendo puestos y todo tipo de cometidos, remando para que esta barca se mueva. Pero necesitamos urgentemente ayuda, ayuda del Rectorado para cubrir plazas imprescindibles para el funcionamiento de la Escuela. Esta Escuela está haciendo un gran esfuerzo, pero necesita urgentemente refuerzos para poder seguir cumpliendo ilusionada con su tarea.

La Escuela está envejeciendo, tenemos un problema importante de recambio generacional.

Probablemente, hay que utilizar los títulos propios, como han hecho ya determinados departamentos, para captar para la enseñanza a nuestras más brillantes promesas, si no tenemos plazas para ellos, quizás tengamos que crear una estructura paralela mezclando a profesores de dentro y de fuera, con experiencia y los más jóvenes, senior y junior, para que se vayan formando y sean el relevo de nuestra Escuela. Porque vamos a cambiar todos de golpe, si la Escuela no se renueva paulatinamente va a desaparecer de pronto una generación entera y hay que dar entrada a una generación nueva y a prever sistemas para que puedan acceder a la Escuela muchos de los que vuelven del extranjero formados en otras líneas distintas de las nuestras.

Nuestras escuelas de Arquitectura son muy específicas, las valoraciones de la Comisión Nacional Evaluadora de la Actividad Investigadora así lo han reconocido, y las formas de hacer la carrera académica son, dependiendo de los campos, muy diversas. Las escaleras en distintos edificios arrancan desde espacios distintos, en la nuestra la profesión y los profesores asociados han sido claves para nuestra docencia. Tenemos que apoyar, en el caso de que lo quieran sus departamentos y lo permitan doctorados y acreditaciones, que se puedan transformar las plazas de los que han empezado por este peldaño su carrera. Acabo de defender en el Consejo de Gobierno de la Universidad que se entienda este hecho diferencial de la ETSAM.

Quiero una Escuela abierta, en la que todos debatamos hacia dónde debe ir la arquitectura y lo hagamos realidad, donde seamos capaces de abrir y ocupar nuevos campos profesionales, donde demos a nuestros estudiantes instrumentos y herramientas para poder construir una nueva realidad, aumentada, donde haya un diálogo continuo y podamos aprender los unos de los otros.

Quiero una Escuela permeable, fecunda, diversa.

Una Escuela en que las alumnas y los alumnos, las profesoras y los profesores, no tengan ninguna discriminación de género y no sufran ninguna discriminación por su orientación sexual: una Escuela diversa, también en lo personal.

NUEVOS RECURSOS
PARA LA ESCUELA

Lo que proponemos es un programa de actuaciones, no un programa electoral, que puedan cubrir y marcar con un concepto muchos de los aspectos de las actuaciones de una dirección.

Un plan de actuación sobre la Escuela, de actuaciones directas pero también de actuaciones de comunicación e imagen, que creen vínculos para explotar nuestros mejores recursos, nosotros mismos, los arquitectos que hemos producido y que son uno de los mejores indicios de excelencia.

Financiación / Fondos / Recursos económicos

Tenemos que incrementar los fondos disponibles para realizar todo tipo de actividades en la Escuela, captando nuevos recursos, mejorando los procesos para su gestión y también mediante la creación de nuevas cátedras Universidad-Empresa, con el fin de poder poner en marcha nuevas iniciativas y reforzar los distintos programas ya existentes. Necesitamos también incrementar y fomentar las relaciones Universidad-Empresa para conseguir becas para nuestros estudiantes y aumentar la oferta de prácticas en estudios y empresas.

Una Escuela interconectada. Una app para comunicarnos

Queremos crear una nueva aplicación, una app de conexión en tiempo real con todo lo que en la que la Escuela acontece. Queremos realizarla con ayuda de la Universidad, del Rectorado, y podría llamarse ‘Mi Escuela’; una aplicación que nos facilite en tiempo real todo lo que sucede en nuestro centro: el seminario que de pronto se ha organizado, el invitado extranjero que viene a dar una conferencia, la exposición de maquetas que tenemos en unas de nuestras aulas de proyectos, el descimbrado de las bóvedas y prototipos que se construyen en nuestros talleres, etc…; una aplicación atractiva y ágil que nos permita conocer cualquier actividad que sea de interés para nuestros estudiantes y para nuestros titulados, al servicio de toda la comunidad, también para los profesores, los investigadores y personal de administración y servicios. Sería como un tablón de anuncios permanente disponible en nuestros teléfonos.

Me gustaría que estén las caras de todos los responsables de nuestro equipo de dirección y del personal docente de la Escuela en el app, para que cualquier persona sepa de qué nos ocupamos cada uno en nuestras clases y en nuestro día a día en la universidad.

Web / Portal o sitio de Internet

En paralelo, tenemos que conseguir que nuestra web sea clara, transparente, informativa y combativa: un elemento de información, un punto de encuentro y un instrumento de captación.

Debería ser un portal que permita la conexión en tiempo real de nuestros titulados y nuestros becarios en el extranjero con el centro. Queremos saber que hacen, posibilitar que compartan sus experiencias y también queremos que estén al día, al minuto, de lo que en la ETSAM hacemos.

Deberíamos hacer una gestión integrada de la web de la ETSAM y de los departamentos (en la actualidad no hay integración y cada web es gestionada de forma individual con grandes problemas de mantenimiento y visibilidad de la oferta, etc. La creación de una unidad administrativa para implantación y mantenimiento de los recursos en red y los sitios de Internet, además de los restantes medios de difusión de las actividades y del funcionamiento de toda la Escuela, debe constituir una prioridad.

La Escuela Publica

La Escuela Publica (de nuestra escuela pública) tiene que ser una oficina de información y de colocación de los artículos de nuestros profesores y de nuestros estudiantes, imprescindible para los de doctorado, en las principales revistas de impacto, un canal de información y ayuda a la exportación de nuestra producción escrita, imprescindible para el posicionamiento de la Escuela y de su personal investigador.

Se haría un estudio, tanto a través de la Subdirección de Investigación y doctorado como de La Escuela Publica, de las publicaciones con impacto, para reivindicar que sean válidas para los requisitos que el Rectorado fija para la lectura de tesis.

Oficina de posgrado

Somos un centro de referencia en la enseñanza pública. La Escuela tiene que analizar y debatir cuál debe ser su política de máster universitarios oficiales y de títulos propios, reforzando nuestra oferta.

Creo que hay que crear, durante este mandato, una oficina de postgrado para apoyo de los másteres universitarios y los programas de doctorado, que pueda negociar con todos los agentes sociales y difundir nuestros programas además de ocuparse de las labores de captación de estudiantes.

Debemos crear una moderna estructura integrada para la docencia, la gestión académica y la administración, incluyendo los medios humanos y materiales así como las estrategias y procedimientos, para el correcto funcionamiento de una unidad logística específica que contribuya a organizar, explicar y difundir nuestra extraordinaria oferta y para facilitar la gestión de la enseñanza de postgrado universitario que se hace en la ETSAM: programas universitarios de doctorado y máster universitario. En la actualidad, cada programa de doctorado y cada máster son gestionados con la ayuda de los departamentos y la voluntad de profesores que los gestionan de forma unipersonal, con poca visibilidad para la propia Escuela.

Conferencias, seminarios y residencias / estancias

Queremos traer a la Escuela —en colaboración con los departamentos y cátedras universidad-empresa, o también en paralelo a ellas— a los principales representantes de la arquitectura contemporánea, algunos para conferencias, otros para seminarios y otros para residencias / estancias. Nos gustaría organizar un programa de arquitectos residentes que puedan pasar un periodo en Madrid, en nuestra Escuela, conviviendo con nuestros estudiantes y nuestros profesores, intercambiando experiencias. Hay que realizar una serie de congresos temáticos o transversales, con participación de las distintas áreas de conocimiento y, en paralelo a las enseñanzas de los departamentos integrados en éstas, seminarios y talleres de extensión universitaria llevados por grandes especialistas internacionales. Tenemos que hacer Workshops / talleres interdepartamentales e intergeneracionales sobre los grandes temas/retos de la arquitectura y el urbanismo. Hay que combinar en ellos profesores senior / veteranos, junior / jóvenes, así como estudiantes de doctorado, máster y grado. Todo ello, para que haya un trasvase real de la investigación de la Escuela a la docencia y para que ésta nutra, a su vez, la investigación. Para esto hay que conseguir funding / financiación / fondos / recursos económicos; hay que conseguir dinero externo a la Escuela, procedente de fundaciones y de empresas.

Exposiciones

Hay que exponer el trabajo hecho en nuestras clases: no nos conocemos, no sabemos qué hacen los demás.

Se tendría que instaurar el EMPAPELADO de la ETSAM, es decir empapelar, exponer, debatir, en pasillos, vestíbulos y aulas todos los trabajos de TODOS los estudiantes y, por supuesto, de todas las asignaturas en las que haya producción visible.

Habría que establecer una unidad de exposiciones, conferencias y eventos dinámica, que posibilite, mediante una planificación anual de eventos expositivos, la visibilidad de la actividad docente de cada uno de los departamentos en los espacios que actualmente la ETSAM tiene para ello, o los que habilite.

Hay que hacer, quiero hacer la exposición Made in ETSAM. Contar quienes somos a la sociedad.

Biblioteca

Hay que reactivar la política de compras de la biblioteca, entendiendo su importancia tanto en el ámbito de la investigación (sobre todo para los profesores, los investigadores y los estudiantes de doctorado y postgrado) como de la consulta y la referencia.

Debemos mejorar nuestra infraestructura e incrementar los fondos disponibles para la adquisición de monografías, revistas, formatos electrónicos y bases de datos.

Hay que fomentar el conocimiento y el uso de sus muchos recursos y sus extraordinarios fondos por parte de nuestros estudiantes. Hay que desarrollar una política de donaciones específicas para nuestra biblioteca y también ponernos manos a la obra en la búsqueda de los patrocinios imprescindibles que nos permitan afrontar el ambicioso programa de adquisiciones que necesitamos para mantenernos como la primera biblioteca de arquitectura en España.

Hay que favorecer el intercambio de personal con bibliotecas de universidades extranjeras.

Tenemos que convertirnos también, a través de la biblioteca, en uno de los más importantes archivos de arquitectura de nuestro país. El archivo de los fondos de nuestros profesores y de nuestros antiguos alumnos más significativos.

Oficina de Internacionalización para ayudar a los estudiantes

La crisis ha provocado una salida masiva de nuestros estudiantes en busca de trabajo al extranjero.

Si estamos exportando una parte importante de nuestra producción, hay que procurar que sea una exportación informada con criterio, que permita a sus protagonistas aterrizar en campos distintos del nuestro.

Necesitamos crear una oficina de internacionalización que sea al mismo tiempo una oficina de información sobre la legislación laboral de los distintos países de destino, donde se puedan organizar cursos de orientación laboral internacional y fomentar las prácticas académicas internacionales. Necesitamos compartir la experiencia de nuestros estudiantes que ya están en muchos países con los estudiantes actuales y ponerlos en contacto, que la decisión de emigrar temporal o permanentemente no sea hecha a ciegas. Empresas como Roca ya están haciendo en sus espacios seminarios de este tipo. Proceso de internacionalización de la Escuela. In & Out.

Oficina de Prácticas Académicas

Organizar una verdadera oficina de prácticas académicas, donde se pueda ofrecer una gestión y asesoría adecuada a los estudiantes, a fin de garantizar las condiciones y calidad de las prácticas, tanto curriculares, como extracurriculares. Promover la firma de convenios de cooperación con entidades e instituciones no solo nacionales, sino internacionales, afines a nuestro campo, buscando nuevas oportunidades.

Oficina de proyectos de investigación

Estudio, a través del Gabinete de Proyectos, de los distintos fondos europeos para acceder a proyectos europeos.

Creación/refuerzo de la actual unidad de investigación (medios personales y materiales) que facilite la labor a los diferentes profesores de la ETSAM, en cuanto a convocatorias, solicitudes, etc., y ofrezca una verdadera transversalidad entre docencia e investigación, orientada al campo profesional y de la empresa.

Oficina de Concursos y Premios

Debemos potenciar la participación en concursos y premios de los miembros de nuestra comunidad. Esto coloca el nombre de nuestra escuela en muchos terrenos, favorece la experiencia de nuestros profesores y estudiantes y posibilita oportunidades de prácticas para estos.

Oficina de consultoría

Creación de una oficina de consultoría de la ETSAM en la que puedan realizar prácticas académicas remuneradas nuestros estudiantes.

Alumnia

Conexión con nuestros antiguos estudiantes Hay que mantener una conexión y un contacto continuo con nuestros antiguos estudiantes para informarles de las actividades y los programas de posgrado de la Escuela, de máster y de doctorado, pero también para tener noticias e información de lo que hacen, lo que puede abrirnos nuevas líneas; hay que poner en contacto a nuestros estudiantes actuales con los que les han precedido, promoviendo el couching de nuestros egresados, lo que producirá una importante sinergia intergeneracional y al mismo tiempo generará muchísimas oportunidades de trabajo.

Oficina de Intercambio de estudiantes y profesores

Fomentar y apoyar el intercambio de estudiantes con las mejores universidades del mundo, trabajando para mejorar nuestra presencia en los Programas de intercambio Erasmus, Magalhaes, Séneca, etc.

Necesitamos también activar una oficina de intercambio del personal docente. Hay que poner en funcionamiento los distintos convenios, y crear más, para poder enviar y recibir profesores, en una creciente internacionalización. Que nuestros docentes adquieran experiencia enseñando en las universidades de referencia internacionales. Estas estancias no sólo son buenas para sus carreras y para las evaluaciones futuras, sino también son una fuente para el aprendizaje de otras maneras de enseñar la arquitectura que nos pueden interesar.

Campus para captación. Iniciación a la escuela

Debemos organizar unos cursos pre-universitarios, con docentes entusiastas, para estudiantes de 15 a 17 años, y así captar estudiantes pero también potenciar la figura del arquitecto y recuperar su prestigio en la sociedad.

Potenciar las jornadas de orientación y acogida en la Escuela, dirigidas a estudiantes de secundaria, donde participen activamente miembros de la comunidad de la Escuela: profesores, estudiantes y PAS, así como la participación en distintos eventos nacionales e internacionales para la difusión de nuestra oferta académica.

La ESCUELA DE VERANO

Tenemos que utilizar la Escuela, abierta de nuevo en periodos vacacionales, para hacer una ETSAM de verano basada en acuerdos con otras universidades extranjeras, y a la que puedan asistir nuestros estudiantes para intercambiar experiencias.

Espacios

Debemos estudiar la distribución actual de espacios y hacer una optimización aún mayor de la Escuela para todos sus cometidos. Creación de una zona en el pabellón nuevo, primera planta, para gabinetes de investigación. Espacios específicos para el desarrollo de la labor de investigación y de los grupos de innovación, Másteres Universitarios, Programas de Doctorado, para liberar los espacios departamentales e incentivar en ellos la labor docente (despachos profesorado, dirección, secretaría, salas de reunión, etc.)

Estudio de las condiciones materiales y térmicas de los dos edificios con el objetivo de mejorar las condiciones de trabajo de todos los colectivos, especialmente de los que pasan más horas en la Escuela. Solución de las pérdidas de calor y optimización de condiciones energéticas

La escuela como vivero de estudios y start-ups.

Actividades culturales

Debemos recuperar y potenciar las distintas actividades culturales que miembros de Escuela puedan contribuir a organizar y realizar. Muestras de teatro, cine o vídeo y otras actividades plásticas y artísticas debieran ser el complemento formativo natural de nuestra comunidad escolar.

Apoyar a las asociaciones de alumnos en las propuestas de actividades culturales dirigidas a la comunidad y que puedan transmitir y llevar el nombre de la Escuela al conjunto de la sociedad.

Actividades deportivas

Impulso a las actividades deportivas para nuestros miembros dentro y fuera de la Escuela. Estudiar la reconversión de las instalaciones deportivas de la Escuela, mejorando sus condiciones para que sirvan para nuestros equipos y deportistas y tengan un mantenimiento sostenible. En tal sentido recuperar el compromiso de financiación que existió sobre las mismas por parte del Rectorado, aprovechando la inexistencia de instalaciones de calidad de nuestra universidad, en el marco del Campus de Excelencia Internacional de Moncloa

Certificaciones de calidad

Se buscará obtener distintivos de calidad docente de carácter internacional y acreditaciones, para facilitar así una mayor movilidad de nuestros estudiantes y titulados.
Importancia de las certificaciones externas, la revisión de la NAAB será en el 2020.

NOSOTROS

Plan

Debemos estudiar cómo recuperar el título de Arquitecto, de Arquitecta. Tenemos que examinar los actuales planes de estudio para su optimización y mejora: El Grado, Máster habilitante, Programas de doctorado y Programas Máster, para establecer una oferta integrada y ajustada a las necesidades reales formativas desde la Escuela.

Estudiantes

La Dirección debe trabajar en estrecha cooperación con Delegación de Alumnos. Hay que hacer que la Escuela sea un espacio de respeto de todos por el trabajo de todos, que haya una buena convivencia.

Hay que potenciar los recursos específicos para nuestra enseñanza, a fin de mantener y mejorar la calidad de la misma. Hay que potenciar el taller de maquetas y conectarlo con el taller de 3D, con todas las instalaciones nuevas.

Debemos disponer de un fab lab en la Escuela o en un espacio accesible para su uso por todos los estudiantes de la Escuela.

Búsqueda de todos los programas de becas estatales y de fundaciones que puedan ser utilizadas por nuestros estudiantes.

Tenemos que fomentar los convenios de cooperación y prácticas académicas, a través de la Oficina de Prácticas.

Fomentar los programas de intercambio.
Profundización en campos de su interés (máster); intentar que haya un acceso preferente de nuestros estudiantes de grado a estos programas.

Para los estudiantes hay que realizar acciones que conduzcan a la obtención de empleo, mediante la orientación laboral y el complemento de competencias específicas.

Bolsa de empleo. Información y asesoría sobre futuro laboral.

Oficina de Consultoría de la ETSAM. Impulsar prácticas académicas remuneradas en la oficina de consultoría.

Facilitar su incorporación en unidades de apoyo docente e investigador mediante becas y facilitar la relación con empresas y su incorporación al mercado laboral, durante los estudios y a su terminación (fomento de la empleabilidad de los alumnos, y captación de recursos económicos de las empresas privadas).

Profesores

Hay que favorecer la promoción del profesorado hacia las figuras de contratación para las que se ha acreditado, negociando con el Rectorado para el establecimiento de criterios de promoción justos y claros. Hay que poner en valor la ETSAM en cuanto a su excelencia docente e investigadora y en relación con la demanda social que tiene.

Hay que dejar claro que nuestra carrera docente empieza a partir de la figura del profesor asociado. En una escuela como la nuestra, plenamente integrada en la actividad profesional, constituye una verdadera seña de identidad.

Hay que proteger la estructura de profesores asociados, señal y marca de la integración de la profesión en la Escuela, pero también transformar las plazas de éstos cuando han cumplido los requisitos de hacer la tesis y de estar acreditados en plazas de otros cuerpos.

Necesitamos conocer todos cuáles son los criterios de evaluación de nuestro profesorado por parte de las agencias externas y, sería conveniente compartir experiencias entre anteriores evaluadores y futuros evaluados. Dada la actual estructura universitaria, el número de sexenios de nuestro personal incide directamente sobre la futura plantilla de la Escuela. Necesitamos un esfuerzo común de todos para que esta información sea generosamente puesta a disposición de la comunidad y necesitamos también ayudar a los que están siendo evaluados y enseñarles a buscar los distintos indicios de calidad de su producción como ya está haciendo nuestra propia biblioteca.

Posibilidad de tener experiencias docentes y de investigación en el extranjero y, en sentido opuesto, empeño en traer profesores invitados de fuera.

Posibilidad de profundizar en temas de investigación, master.
Oficina de Consultoría ETSAM. Impulsar la marca ETSAM dentro del terreno laboral. Espacio de trabajo profesional para profesores.

El trabajo del equipo directivo solo es posible en estrecha colaboración con toda la estructura departamental de la Escuela.

Investigación

Abrir el debate sobre cuáles son las especificidades de la investigación en arquitectura y urbanismo, y cómo deben evaluarse. Definir criterios de evaluación que nos definan en lugar de adoptar, como hasta ahora, los de otras disciplinas.

Dotación de medios y espacios específicos para el desarrollo de la labor de los Grupos de Investigación

Estudio, a través del Gabinete de Proyectos, de los distintos fondos europeos para acceder a proyectos europeos.

Creación/refuerzo de la actual unidad de investigación (medios personales y materiales) que facilite la labor a los diferentes profesores de la ETSAM, en cuanto a convocatorias, solicitudes, etc., y ofrezca una verdadera transversalidad entre docencia e investigación, orientada al campo profesional y de la empresa.

Fomentar la movilidad de nuestro personal docente e investigador. Programa Castillejos para jóvenes doctores y Programa Salvador de Madariaga.

PAS

La Escuela debe de ser para el Personal de Administración y Servicios aparte de su lugar de trabajo una Institución que les permita participar de sus actividades, servicios y a la vez aportar sugerencias para un mejor funcionamiento, pudiendo participar en las distintas actividades de la misma.

Debemos conseguir que la ETSAM sea un atractivo puesto de trabajo para el personal que ya está en la ETSAM.

Debemos conseguir que la ETSAM sea un puesto atractivo de trabajo para el personal de toda la UPM y que esto favorezca el traslado de personal a esta escuela.

Reacondicionar los espacios de trabajo para poder favorecer el desempeño de todas las labores. Reacondicionar conserjería para permitir un mejor trabajo de su personal. Estudiar una mejor disposición para Secretaría y Administración, que favorezca los flujos del trabajo. Estudiar estos y coordinar las distintas áreas de la Escuela.

Desde el Área de Calidad debemos crear un programa de racionalización de tareas con la elaboración de manuales de procedimiento. Estudiar la posibilidad de crear un programa de formación interno: idiomas, informática, fotografía, atención al público. Creación de un programa de gestión de espacios que sea visto por toda la ETSAM y pueda ser administrado fácilmente. Reuniones periódicas con los jefes de sección para coordinar las actividades que sean comunes o si tienen problemas intentar darles soluciones con brevedad, dichas reuniones deben de ser conjuntas o individuales.

Necesidad de la RPT. Transparencia de la RPT de la Universidad y ver cómo afecta a este Centro. Hemos perdido mucha plantilla y eso afecta a nuestros servicios, a nuestros trabajadores. Necesitamos estudiar con el Rectorado las necesidades reales de apoyo de PAS a diferentes servicios docentes y de investigación en la ETSAM. Incentivar a nuestro personal, favorecer la conciliación familiar.

Plantillas

Con lealtad institucional y transparencia, hay que emprender un diálogo con la UPM sobre nuestras plantillas: sobre nuestras plantillas de PDI y también sobre nuestras plantillas de PAS.

No debería continuar la situación actual de nuestras secretarías, necesitamos una RPT y una RPT que pueda atender los distintos servicios de la Escuela, sus necesidades.

El caso de la secretaría de Jefatura de Estudios se está convirtiendo en un tema simbólico.
Hay que hacer un análisis del estado de nuestras plantillas y de las plantillas generales de la UPM y de las expectativas de cambio en todas ellas. Necesitamos saber dónde estamos y cómo ésta situación puede mejorar.

Cooperación solidaria

Facilitar acciones solidarias y colaborativas promovidas por nuestros estudiantes y profesores que potencien el papel profesional de la arquitectura en la cooperación como coordinador de proyectos de desarrollo humano, arquitectónico y urbano.

Favorecer y potenciar el compromiso y la responsabilidad social de nuestra Escuela, a través de su capital humano profesional, en la realización de proyectos de desarrollo sociourbano en organismos internacionales de cooperación al desarrollo.
Favorecer e impulsar la realización de prácticas académicas de nuestros estudiantes en organismos internacionales de cooperación.

Políticas de responsabilidad social en nuestra comunidad

Queremos que existan en nuestra escuela, transparencia en la gestión, código de buenas prácticas en la gestión pública, mayor participación e implicación de la comunidad en la vida universitaria, mejora de la comunicación con los agentes sociales, culturales y económicos externos; mejora del uso eficiente y responsable medioambientalmente hablando de nuestros recursos; fortalecimiento de las políticas de igualdad, conciliación, desarrollo sostenible, impulso del comercio justo y acción social entre otros.

Debemos incluir medidas especificas de política de género: La página web de la Escuela dará visibilidad a los trabajos de sus profesoras y profesores.

Se propondrán activamente candidaturas de mujeres a las convocatorias de reconocimientos académicos y premios profesionales,

Se establecerán objetivos para la promoción de las carreras académicas de mujeres y hombres. En los programas de conferencias y demás eventos académicos se asegurará la presencia de mujeres entre los ponentes.

Cualquier centro público universitario debe realizar políticas a favor de la igualdad de oportunidades, de la no discriminación y la inclusión educativa de personas con discapacidad. No se trata tan solo de eliminar las barreras físicas, sino de dar un paso más en promover dentro de la comunidad universitaria una actitud positiva, activa y receptiva hacia estos valores. Una universidad de calidad no puede excluir a las personas con necesidades singulares, al contrario, debe promover un Plan específico de educación inclusiva.
Fortaleceremos y potenciaremos las ayudas para discapacitados, y empezaremos a estudiar la elaboración de un marco para discapacitados que atienda con un mayor seguimiento las necesidades físicas y académicas de estas personas.

En estos momentos más que nunca se hacen imprescindibles unas decididas y robustas políticas de acción social, especialmente diseñadas para que nuestros estudiantes no vean afectado su rendimiento por causas sobrevenidas, o que en el peor de los casos tengan que abandonar sus estudios por falta de recursos económicos. Para ello, no solamente vamos a potenciar la política de programas solidarios y becas existentes, sino que queremos que sea una de las líneas que mayor impulso tenga.

¿Quién soy?

Me llamo Manuel Blanco, soy arquitecto, catedrático del Departamento de Composición Arquitectónica de nuestra Escuela. Doy clases en segundo año de carrera, en Análisis de la Arquitectura, y en primero me ocupo del Taller Experimental de Análisis de la Imagen de la Ciudad.

Llegué a esta Escuela desde el Instituto Ramiro de Maetzu con 17 años, y terminando tercero de carrera empecé a colaborar como lo que ahora llamamos “mentor” en la asignatura de Dibujo Técnico hasta que terminé la carrera. Fundé en aquellos tiempos la primera galería de arte contemporáneo que la Escuela tuvo en unos locales junto con un par de amigos al lado del hall principal.

Al concluir mis estudios, tuve sucesivamente una beca de formación de personal investigador con la que investigaba y colaboraba docentemente en Análisis de Formas Arquitectónicas y un paso inmediato al puesto de profesor no numerario de la misma asignatura. Representé, desde esos primeros años, a mis compañeros profesores no numerarios en la Junta de Escuela, en las comisiones económicas y de gobierno y desde sus orígenes, desde sus primeros orígenes ininterrumpidamente, en el claustro de nuestra Universidad. Leí mi tesis doctoral sobre la reconstrucción de España en la posguerra, y tuve por ella el Premio Extraordinario de la Universidad Politécnica, y mientras preparaba con 32 años las oposiciones de mi plaza de profesor titular, que saqué el año siguiente.

Como representante de los profesores no numerarios de la Escuela negocié la transformación de todos nosotros, en el delicado momento de la LRU, en profesores asociados de la Universidad.

Saqué mi titularidad con 33 en concurso público y con 38 la cátedra, en una oposición que cambió el color de mi cabello, pero no mi humor ni mi lealtad a nuestra escuela.

Fui durante todos mis años de profesor titular representante de todos estos profesores de la Universidad en su comisión permanente y en su junta de gobierno.

Comisarié y diseñé esos años numerosas exposiciones concebidas como instalaciones, de Arquitectura y de arte contemporáneo. Publico en ellas mi investigación como un arquitecto diseñando y componiendo en el espacio como formato, en algunos casos como único comisario, en otros de la mano de grandes especialistas institucionales dándole forma a un concepto, construyendo una idea, haciendo una idea construida, en palabras de Alberto Campo Baeza. A él mismo le dediqué uno de mis principales ciclos expositivos con una serie de exposiciones creciente, con diferentes formatos y contenidos. Analicé y publiqué como exposiciones la obra de otros grandes arquitectos, individualmente o como grupo, haciendo el retrato de la Arquitectura contemporánea de nuestro país y de cómo ésta retrató de una manera, de muchas maneras, el perfil de nuestra sociedad. Investigué en ellas lo que se hacía en todo el Estado y me di cuenta al hacerlo, al elegir las obras sólo por criterios de calidad, de variedad y diversidad representativa, que una gran mayoría de los elegidos eran profesionales vinculados con nosotros, eran Made in ETSAM.

Dirigí el equipo que organizó el primer Congreso Internacional de Archivos de Arquitectura, ya que la documentación arquitectónica, con el análisis, es una de mis líneas prioritarias de investigación. Fui miembro fundador de la sección de archivos de Arquitectura del Consejo Internacional de Archivos, fui miembro electo de su comité ejecutivo.

Me invitó la Confederación Internacional de Museos de Arquitectura (ICAM) a ser uno de sus escasos miembros a título personal, fui comisario del Pabellón de España en la X Biennale di Architettura di Venezia, en la que hice una exposición sólo de mujeres: España [f.] Nosotras las ciudades, en la que cien mujeres hablaban y narraban, en una gigantesca vídeo-instalación, cómo con su trabajo construían la ciudad, muchas eran arquitectas, pero no sólo ellas, todos los restos, todos los sectores sociales interaccionaban, todas las agentes, todas las prescriptoras, todas las tribus urbanas interactuaban construyendo en nuestro pabellón una ciudad. Vinimos con esta exposición al festival “Ellas crean” en Madrid, en las arquerías del Ministerio, y la llevamos representando a España al SUPEC, el Museo de Urbanismo de Shanghái.

Me nombraron director del Museo Nacional de Arquitectura y Urbanismo y organicé todo el mecanismo de su puesta en funcionamiento y de lanzamiento hasta que un cambio ministerial puso al mando a un nuevo equipo, con otras prioridades, que paró la operación. Fui el comisario de Una ciudad llamada España, que retrataba nuestra Arquitectura contemporánea, la del siglo XXI, y mostraba cómo la Arquitectura española, justo en el momento en que iba a empezar la crisis, era buena no sólo en las grandes capitales, sino en todo el territorio nacional; representó a España en el Año Dual ruso en Moscú y promocionamos allí el trabajo de nuestros arquitectos.

La Universidad me pidió hace casi cuatro años, mientras seguía manteniendo mis clases en esta Escuela, que me hiciera cargo de la dirección del Centro Superior de Diseño de Moda, una escuela fundada por profesores de la ETSAM hace 30 años, y volverla a convertir en un centro de excelencia, en una carrera universitaria. En menos de un año el plan de estudios estaba ya en marcha, negociado y verificado con la ANECA, creamos un grupo de investigación en Análisis y Documentación de Arquitectura, Diseño, Moda y Sociedad y un programa de doctorado transversal, pionero, en Arquitectura, Diseño, Moda y Sociedad, con profesores de los tres centros implicados de la Politécnica y de la Columbia University, del IUAV de Venecia, de la Complutense y Alicante, de USC de Los Ángeles y de la UNAM de México.

He sido elegido sucesiva e interrumpidamente miembro de nuestra Junta de Escuela y organizamos esta última vez una candidatura para conseguir que estuvieran en la Junta todos los departamentos de la escuela y profesores que lideran instituciones como el Colegio de Arquitectos.

Y ahora, si la Escuela me da su confianza en esta elección a director, me gustaría poder formar un equipo de gobierno que la reposicione dentro y fuera de la Universidad.